Vístete como un estudiante americano (parte I)

5 03 2008

Después de mi experiencia allí y recientemente aquí con estudiantes de diferentes programas de intercambio, la mayoría de ellos americanos, me asalta la idea de este post para matizar las diferencias que se pueden apreciar con respecto a España a la hora de (algo tan normal como) vestirse/tener un estilo de ropa, ya que me llama mucho la atención y existen muchas diferencias con respecto a la gente de aquí.

Para empezar tengo que aclarar que muchos estudiantes americanos que estudian allí lo hacen fuera de su ciudad natal, incluso fuera de su Estado, viviendo en residencias adjuntas a la universidad/colleges. Estudiar fuera de casa, como muchos de vosotros sabréis es muy costoso y los centros educativos lo saben, así que promueven su propia “linea de ropa”, que no es ni más ni menos que prendas normales con el nombre de la universidad estapado. Desconozco si existe algún tipo de descuento para los estudiante pero apuesto a que si.

Hagamos un repaso de la ropa y accesorios diarios de un estudiante americano:

– Sweatshirt (sudadera). Puesto que la mayor parte de día la pasan dentro del campus como si de un microclima se tratara, se valora mucho el estar cómodo ya que se está muchas horas sentado o en su defecto tirado en el cesped del campus tomando el sol (donde haga buen tiempo), así que, ¿qué mejor prenda que una sudadera?, resistente, sin muchos adornos y fácil de lavar. Ésta prenda creo que es la más extendida entre los estudiantes ya que es normal incluso aquí verlos orgullosos portando el nombre de su “uni” en el pecho.

– Pants (pantalones). Mayoritariamente jeans (vaqueros) pero no existe una tendencia clara. Personalmente me hacen gracia aquellos que van con la sudadera y los pantaloncillos cortos de explorador a la altura del muslo con los calcetines y sandalias. They rock! Aclaración: si vais al supermercado y veis a estudiantes haciendo la compra en pantalones de pijama y descalzos, no os asusteis 😉

– Sneakers (zapatillas). También hay de todo. Existen multitud de maras, por citar alguna diría “Naiki” ya que es una de las primeras marcas que aprendes a pronunciar cuando intentas comprarte unas zapatillas ya que la diferencia de pronunciación es sustancial.

**No se me pueden alvidar los Flip-Flops (chanclas), muy baratas (2x$5) y que son capaces de calzarlas en cualquier época del año, da igual si está nevando o granizando. Como anécdota comentar que es “habitual”, sobre todo en las chicas, llevar un par de este tipo de calzado en el bolso cuando se va a un evento donde se sabe que todas ellas van a llevar tacones (las americanas tienen un problema con los tacones y no se porqué…) así cuando termine el acto poder sacar los tan amados flip-flops y ser la más cool haciendo juego con el vestido de noche.

Accesorios:

– Bagpack (mochila). Aquí existe casi un monopolio. Cuando estudié allí todo el mundo tenía una mochila de la marca “Jansport“. Aquí no las he visto todavía y eso es un truco personal para identificar a american@s 😉

– Mug (termo-taza). Droga legal de cualquier estudiante. Siempre lleno de “café” (mi madre llama al café americano “aguachirri” ya que está especialmente aguado) té o cualquier bebida estimulante. Hay algunos modelos que se pueden agarrar a la mochila. ¡Tu dosis siempre lo más cerca posible!

– iPod. La música es una parte importante no solo para un estudiante sino para cualquier persona y tener miles de canciones en la mano mola. Los iPods están más extendidos allí y es normal verlos estudiar con sus cascos blancos en las orejas. Como amante de los gadgets me he propuesto dejar aquí el tema para no entrar al trapo en comparaciones con España y empezar a hablar de los clónicos que existen aquí…un panorama desolador y triste tecnológicamente hablando.

– Laptop (portátil). Hay que ser moderno, los trabajos a mano y las presentaciones en cartulina con purpurina tenian su gracia pero ya estamos en el siglo tuenti(ahora no me suena mal)-one. Aprovechando que casi la totalidad de las Universidades poseen internet de forma inalámbrica, los estudiantes pueden conectarse a internet y así también estar en contacto con la familia y amigos de manera gratuita a través de AIM (lo más extendido) o cualquier otro cliente de mensajería instantánea. Si hablamos de marcas, la que se lleva la palma es Dell seguida de Apple (basándome en mis propias estadísticas).

Aquí lo dejo por ahora. Si alguno de vosotros cree que hace falta algo más o no está deacuerdo con algo, dejad un comentario, será bien recibido.

Anuncios




Lunch en High School

26 09 2005

Hace ya varios años que terminé décimo grado en Davis Senior High School ,lugar del que guardo muchos recuerdos buenos y no tan buenos :D.

La hora del recreo/comida para ellos es el “lunch”. Normalmente tiene una duración de una hora empezando a las 12 del mediodia. A esa hora toca el timbre y (por lo menos en ese high school) sonaba por todos los altavoces música actual incitando a los estudiantes a consumir, algunos sacaban su tupperware lunchbox donde tienen la comida preparada de casa. Había dos formas de comer en la high school: la primera era llegar al comedor y por una tarifa fija al mes o pagando días sueltos tenías derecho al menu del día (en la mayoría de colegios puedes ver la programación de comidas del mes). También si los ingresos de tu familia eran inferiores a cierta cantidad el Estado se hacía cargo de los gastos para todo el año. Personalmente esta vía es la que menos utilicé ya que estabas un poco limitado en las comidas y bebidas pues hay un estricto seguimiento de la dieta en los institutos americanos por el gran número de jóvenes obesos. La segunda vía era acercarse a alguno de los puestos ambulantes que se situaban estratégicamente por las inmediaciones del parque central del high school 5 minutos antes de sonar la campana. En los puestecillos te encontrabas con una gran variedad de “fastfood”: bebidas de todas las clases y sabores, Doritos, pizzas de 2 pulgadas, aros de cebolla, sopa estilo japonesa con fideos largos etc… Al comprar lo deseado te sentabas en el cesped o en mesas adaptadas para la ocasión. También si pertenecías a alguna asociación de alumnos o club y tenías reunión ese día podías ir a la clase acordada y comer allí con los demas compañeros mientras se trataba el tema de la semana. Si al acercarse las 1 de la tarde no habías terminado de comer no era nada extraño ver a gente hacerlo durante la hora de clase encima de los libros y apuntes, incluso los profesores entre explicación y explicación aprovechaban 🙂